TU PUNTUALIDAD

Sé puntual. Si es posible, llega 15 minutos antes, para que estés relajado. Mantén una postura adecuada, cuida tu tono de voz y sé natural. Recuerda que la comunicación no verbal dice mucho de ti; no mantengas una mirada agresiva, ni hables con los brazos cruzados, y dirige tu mirada siempre al entrevistador. Evita actitudes defensivas ante preguntas difíciles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD