TU ENTREVISTA

Asegúrate de conocer:

  • La hora exacta y el lugar de la entrevista, trayecto, parking, etc. Y cuánto se tarda en llegar allí.
  • Nombre, apellidos y puesto de la persona que te va a entrevistar (incluyendo cómo se pronuncia).
  • Información específica de la compañía: su historia, situación financiera, principales competidores, productos y servicios. Obtén toda la información posible de la página web de la compañía.
  • Información de contacto, cifras y hechos sobre tu jefe anterior o actual. Haz memoria ya que se espera que tengas un gran conocimiento de la empresa para la que has trabajado previamente, o para la que trabajas en la actualidad.
  • Prepara algunas preguntas para tu entrevistador/a. Recuerda que se trata de una “calle de doble sentido”. El entrevistador tratará de determinar a través de sus preguntas si eres la persona adecuada para el puesto. De la misma manera, deberás determinar a través de tus preguntas si la empresa contratante te puede ofrecer la oportunidad profesional que buscas.

 

 

Qué hacer:

  • Llega a tiempo o unos minutos antes. Llegar tarde a una entrevista de trabajo es inexcusable.
  • Saluda a tu entrevistador/a por su cargo y apellido. Si no estás seguro de cómo se pronuncia su nombre, pídele que te lo repita.
  • Estréchale la mano con firmeza.
  • Espera a que te ofrezca una silla antes de sentarte. Siéntate erguido y mira hacia delante, mostrando interés en todo momento.
  • Intenta ser lo más carismático/a posible. Es muy importante que demuestres tus habilidades interpersonales durante la entrevista.
  • Escucha e intenta ser un buen conversador/a.
  • Sonríe.
  • Mira a tu entrevistador/a a los ojos.
  • Sigue las pistas de tu entrevistador/a acerca de las cualidades de la persona que buscan para el puesto. Intenta, no obstante, obtener una descripción completa de la posición y las funciones del puesto lo antes posible para asegurarte de relacionar tus logros, experiencia y habilidades con el empleo para el que estás siendo entrevistado.
  • Intenta transmitir a tu entrevistador/a de manera concisa, concreta y sincera cuáles son tus puntos fuertes. Ten en cuenta que dispones de poco tiempo y que tú eres el único que puedes convencerle/a acerca de los beneficios que proporcionarías a la compañía.
  • Mantén una actitud abierta y decidida acerca del puesto al que estás optando. Nunca cierres la puerta a ninguna oportunidad profesional. Es preferible que puedas elegir entre diferentes ofertas de empleo –  a que sólo optes a una.

Qué no hacer:

  • Responder a las preguntas con un simple no o sí. Ofrece una explicación a tu entrevistador/a siempre que sea posible. Intenta relacionar en la mayor medida posible tus cualidades con la posición que se está ofertando.
  • Mentir. Responde a las preguntas con sinceridad, franqueza e intenta ser conciso/a.
  • No hagas comentarios despectivos sobre tu jefe/jefes actuales o con los que hayas trabajado en el pasado.
  • Evita hacer preguntas sobre el salario, sobre vacaciones o incentivos al comienzo de la entrevista, a no ser que estés seguro/a de que la persona que te está entrevistando quiere contratarte o que sea ella/él la que haya mencionado las condiciones salariales del puesto. No obstante, deberías conocer previamente qué demanda hay de tu perfil profesional en el mercado laboral para solicitar la banda salarial que deseas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD