TU ENTREVISTA

En la segunda entrevista, la competencia es mayor, ya que hay menos candidatos, pero mejor preparados y con buenas capacidades. Por eso, la impresión que causes en esta segunda reunión es determinante. En esta ocasión, en las preguntas de la segunda entrevista de trabajo, la empresa se interesará por tí, por tus habilidades, capacidades y logros, de forma mucho más profunda.

Pero ahora tienes las cartas a tu favor. En la primera entrevista, el entrevistador te ha ido dando pistas sobre el puesto de trabajo, sobre la empresa y sobre las capacidades que consideran fundamentales, así que lo mejor que puedes hacer es recordar. ¿Qué es lo que buscan? ¿Cómo puedo potenciar esas capacidades? son las preguntas que deben primar en la preparación de la segunda entrevista.

Para ello, resulta muy útil hacer una pequeña autoevaluación sobre la primera entrevista. Aprovecha el tiempo que tienes entre una entrevista y otra para mejorar, para corregir los posibles errores que hayas tenido y preparar mejor tus respuestas.

En este sentido, todos los consejos que te hemos dado para la primera entrevista, son válidos también para la segunda. Sin embargo, en esta segunda ocasión, la cercanía ya es mucho mayor. Las preguntas serán posiblemente mucho más profundas o personales, por lo que las respuestas también deberán serlo.

images

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD