“Tipos de Entrevista”

1. Entrevista presencial 

Es la entrevista clásica, en la que el candidato se desplaza a un determinado lugar para ser entrevistado, normalmente en la sede de la empresa.

2. Entrevista a distancia 

Hasta hace relativamente poco, el formato alternativo más habitual era la llamada telefónica, pero en la actualidad se prefiere la opción de la videollamada, pues prácticamente todo el mundo cuenta con los medios técnicos para realizarla. Además, a diferencia de la llamada convencional, permite el contacto visual con el candidato.

Tipos de entrevistas de trabajo según los participantes 

Esta tipología sí es más determinante en cuanto a la dinámica de la entrevista, por lo que conviene tener muy presentes las cuatro opciones que pueden existir.

1. Entrevista individual 

Es la más habitual, pues permite al entrevistador centrarse por completo en el candidato. Además, la empresa puede así movilizar los mínimos recursos humanos posibles, es decir, una única persona.

2. Entrevista en panel 

Es aquella en la que un candidato se ‘enfrenta’ a las preguntas de varios entrevistadores. Eso permite a la empresa conocer las capacidades del candidato desde diferentes puntos de vista o distintas áreas técnicas. Puede ser presencial, pero gracias al boom de las videoconferencias grupales, también puede ser a distancia.

3. Entrevista en grupo 

En este caso, un entrevistador (o varios), realizan una misma sesión con varios candidatos a la vez. Tiene el inconveniente de que se dedica menos tiempo a cada candidato, por lo que deberás aprovechar al máximo tu escaso tiempo de palabra. Y además, no debes dejarte influenciar ni ponerte nervioso por la desenvoltura de los otros candidatos.

4. Entrevistas encadenadas 

Mantiene cierta similitud a la entrevista en panel, pues el candidato es tratado por varios entrevistadores, pero en este caso en distintos momentos. Para las empresas puede ser interesante de cara a establecer filtros o cortes, de modo que solo llegan hasta el final de la cadena los candidatos que verdaderamente dan con el perfil.

Tipos de entrevistas de trabajo según la estructura 

La estructura que tiene una entrevista de trabajo no siempre es conocida por el candidato. Pero para estar prevenido, te vendrá bien saber las tres opciones que existen.

1. Entrevista estructurada 

Se emplea la misma estructura para todos los candidatos. Para la empresa es útil en procesos selectivos masivos y en puestos de menor cualificación, que se renuevan continuamente.

2. Entrevista no estructurada 

Es una estructura libre, cuyo desarrollo discurre por donde considera más adecuado el entrevistador. Se suelen utilizar en aquellos casos en los que se busca indagar , es decir, esas competencias ‘intangibles’ como la creatividad.

3. Entrevista mixta 

Es probablemente la más completa, pues combina las dos modalidades anteriores: en la parte estructurada de la entrevista se comprueba si se reúnen ciertos requisitos exigibles para el puesto y en la parte libre se indaga en las soft skills.

Tipos de entrevistas de trabajo según el objetivo 

Este tipo de entrevistas de trabajo no es excluyente de los demás, es decir, pueden darse conjuntamente con cualquiera de las anteriores estructuras y formatos. Sin embargo, se caracterizan porque persiguen un objetivo primordial, por encima de otros.

1. Entrevista de competencias 

En algunos casos también recibe el nombre de ‘entrevista facilitadora’, puesto que en ella se generan las condiciones más favorables para que el candidato saque a la luz sus capacidades, algo de especial utilidad en puestos técnicos. Es decir, ni al entrevistador ni a la empresa les interesa que haya algo que camufle lo que realmente están buscando, que puede ser una habilidad o un conocimiento que escasea en el mercado laboral. A menudo pueden apoyarse en la realización de tests.

2. Entrevista de tensión 

Todo lo contrario a la anterior: el entrevistador trata de conducir al candidato a situaciones difíciles para comprobar su capacidad de reacción, lo cual puede ser interesante para entrevistas para puestos de responsabilidad. Suele ser de tipo ‘no estructurada’.

3. Entrevista de creatividad 

Al igual que la anterior, suele ser una entrevista no estructurada, aunque en este caso se trata de buscar el lado más creativo, innovador e imaginativo del candidato, útil por ejemplo en puestos relacionados con publicidad. También es algo que puede encontrarse en procesos selectivos dirigidos a los más jóvenes, los millennials, y en puestos de trabajo poco convencionales, de nueva generación.

Tipos de entrevistas de trabajo | Joblers

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD