Tipos de Entrevista

  • Entrevista dirigida. El entrevistador hace preguntas concretas y muy específicas al entrevistado, dándole poco margen para las respuestas.
  • Entrevista semidirigida. El entrevistador hace preguntas concretas pero dejando algunas abiertas en las que el entrevistado puede exponer el tema de manera libre y espontánea. De esta manera, el entrevistador puede observar también cómo se organiza mentalmente.

 

  • Entrevista grupal. Se convocan entre seis y diez personas candidatas, se hace una simulación de situación grupal en la que se ha de debatir un tema para llegar a unas conclusiones. El objetivo de esta entrevista es obtener información sobre la capacidad de relación y comportamiento de los candidatos en un grupo.
  • Aspectos clave para una entrevista exitosa

    Aspectos a tener en cuenta antes de la entrevista Aspectos negativos que debes evitar
    • Tener claro qué puedes ofrecer.
    • Conocer la empresa y el puesto de trabajo vacante.
    • Preparar preguntas para hacer al entrevistador.
    • Recordar los datos y detalles de tu currículum.
    • Cuidar la indumentaria y la higiene personal.
    • Llevar toda la documentación necesaria.
    • Mostrar problemas de disponibilidad o de movilidad.
    • Dar muestras de agresividad o de poco control.
    • Dar muestras de rigidez o de poca adaptabilidad.
    • Parecer poco responsable.
    • Parecer poco dinámico.
    • Ser impuntual.
    • Parecer que no tienes confianza en ti mismo.
    La buena actitud del candidato es una de las claves del éxito, como entrevistado debes:
    • Ser puntual.
    • Mostrar entusiasmo.
    • Vestir adecuadamente.
    • Ser amable.
    • Saber escuchar.
    • Expresarte correctamente.
    • Mantener la atención.
    • Mostrarte positivo.
    • Ser tú mismo.
    • Ser dinámico.

    10 motivos que pueden estropear una entrevista

    • No tener los conocimientos necesarios para el puesto de trabajo que se busca cubrir.
    • Ser incapaz de expresarte de manera clara y concisa.
    • No haberte preparado mínimamente la entrevista: tu presentación, el conocimiento de la empresa respecto al sector…
    • Mostrar aparente desinterés en el transcurso de la entrevista que se puede asociar con el puesto de trabajo y también la empresa.
    • Mostrarte excesivamente seguro de ti mismo o bien, resultar arrogante o incluso agresivo.
    • Ser excesivamente tímido: no mirar a los ojos, responder sólo con monosílabos.
    • Presentarte con un aspecto incorrecto, poco cuidado o poco limpio.
    • Hacer comentarios superficiales o juicios de valor aventurados.
    • No ser capaz de justificar todos los elementos del currículum vitae.
    • Parecer demasiado inflexible o poco adaptable a la situación de la empresa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD