Tipos de contratación

Los expertos en reclutamientos han detectado varios varios tipos de contratación. A continuación, hay una explicación general aquí:

Reclutamiento interno: el reclutamiento interno implica cubrir las vacantes con empleados existentes dentro de una organización.

Reclutamiento retenido: es cuando una organización llama a una empresa de contratación para cubrir una vacante. Para ello, algunas solicitan una tarifa por adelantado para cubrir el puesto. La firma es responsable de encontrar candidatos hasta que se cubra el puesto.

Reclutamiento de contingencia: al igual que el reclutamiento retenido, el reclutamiento de contingencia requiere una empresa externa. No obstante, aquí no hay una tarifa inicial con contingencia. En cambio, la empresa de contratación recibe el pago solo cuando los clientes que representan son contratados por una organización.

Reclutamiento de personal: los reclutadores de personal trabajan para agencias de personal. La contratación de personal empareja a los solicitantes calificados con las vacantes calificadas. Además, las agencias de empleo suelen centrarse en puestos de trabajo temporales o de corta duración.

Reclutamiento de reubicación: normalmente es un beneficio patrocinado por el empleador que ayuda a los exempleados a realizar la transición a nuevos trabajos. El reclutamiento de reubicación está diseñado para proporcionar a los trabajadores desplazados los recursos para encontrar nuevos puestos o carreras.

Reclutamiento inverso: se refiere al proceso donde se alienta a un empleado a buscar empleo en una organización diferente que ofrezca un mejor ajuste para su conjunto de habilidades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD