Según el procedimiento de la entrevista:

  • Entrevista estructurada: Se guía al entrevistado/a hacia los aspectos considerados más relevantes a través de preguntas prestablecidas (referentes a aspectos como la formación, experiencia, situación familiar…)
  • Entrevista no estructurada: Aparentemente, no cuenta con un esquema previo de desarrollo, se limita a sugerir temas. A veces las preguntas son tan amplias como un ambiguo “hábleme de usted” dirigido al candidato o candidata.
  • Entrevista mixta: Se encuentra a medio camino entre las dos anteriores; no se trata de un cuestionario con preguntas prefijadas sino más bien de una especie de guía que, más que preguntas concretas, plantea áreas a estudiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD