Según el grado de tensión:

  • Entrevista de provocación de tensión: Se pretende conocer la reacción del candidato o de la candidata ante situaciones de tensión.
  • Entrevista de ambiente “normal”: La persona entrevistadora se muestra facilitadora, intentando crear un clima agradable que reduzca la ansiedad del candidato o candidata.
  • Entrevista distendida: Se intenta que la persona candidata “se destape”, olvidando que se le está evaluando. Para ello se recurre a contextos distintos a los habituales (por ejemplo, proponiendo la entrevista en una cafetería) o por ejemplo es la misma persona entrevistadora quien nos comenta experiencias o aspectos de su vida personal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD