Que NO hacer en una entrevista de trabajo

Puntualidad

Es recomendable, llegar 20 minutos antes de la hora programada para la entrevista, para tener tiempo de estacionar el auto y ser puntual. Si se tiene duda de cómo llegar al lugar de la entrevista, es importante hablar a las instalaciones en las que va a realizarse la misma, para no tener ningún tipo de inconveniente.

En lo primero que se fija el reclutador es en tu puntualidad. Cuando llegas tarde, das una imagen de falta de respeto al tiempo del reclutador.

Ir mal vestido

Tu apariencia es importantísima para el reclutador, porque refleja tu seguridad, atención al detalle, aspiraciones y actitud. Un candidato que llega mal vestido y desarreglado a la entrevista inmediatamente disminuye sus oportunidades de ser contratado porque el reclutador percibe que va a entrevistar a una persona a la que no le interesa el puesto y que, si evidentemente es descuidado en su aspecto, seguramente lo será también en su trabajo.

La clave es vestirse como si ya tuvieras el puesto al que te estás postulando. Debes observar todos los aspectos de tu apariencia, desde la ropa planchada y limpia, uso de una loción discreta, y hasta tener buen aliento.

Cuida la imagen y el lenguaje corporal

Estas en una entrevista de trabajo. Observa a la gente de ventas siempre se sientan derechos, un poco al frente, no sentado como si estuvieras en la sala viendo televisión.

Es muy importante el evitar acudir acompanado por familiares, amigos, etcétera a la entrevista ya que esto no causa una buena impresión al reclutador.

 

Tener una actitud sumisa o arrogante

Definitivamente cualquiera de estos extremos te cierra las puestas de la empresa, porque refleja conflictos de autoestima, seguridad, comunicación y actitud las cuales afectan tu desempeno y la relación con el equipo de trabajo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD