¿Qué hacer y qué no hacer durante una entrevista de trabajo?

 

¿Qué hacer?

Mantén y muestra una actitud positiva. Probablemente ya has ido a varias entrevistas y empiezas a cansarte o desesperarte, pero recuerda que es importante lo que proyectas. Sonríe y mantén contacto visual con tu entrevistador.

Adáptate a tu nueva realidad. Si quieres cambiar de empleo, pero sobre todo si ya no lo tienes, toma el tiempo necesario para ser consciente de esto y después aplícate a buscar un nuevo empleo y se positivo. Buscar empleo es un trabajo de tiempo completo.

Prepárate para cada entrevista. Investiga un poco más de la empresa; revisa su página Web y detecta puntos clave de su crecimiento, su misión, sus valores, sus marcas, etc.; esto te servirá en la entrevista para demostrar tu interés en la empresa, tu cercanía con los valores de la misma y la facilidad con la que te adaptarías de integrarte a la misma.

Prepara un buen Currículum Vitae y estúdialo. Es tu carta de presentación, debe estar completo, claro, sin faltas de ortografía, etc. Tienes que estar listo para cualquier pregunta que puedan hacerte sobre lo plasmado en tu documento.

Toma el tiempo necesario para la entrevista. Planea tu tiempo y procura no andar a las prisas. Es mejor sugerir al reclutador otro horario para la entrevista, que presionarlo verbalmente o mediante tu actitud para que termine rápido la plática.

Cuida tu imagen corporal. Siéntate adecuadamente y siempre viste de traje si eres hombre, o con vestimenta formal y sencilla si eres mujer. La pulcritud es importante.

Se puntual. Prevé inconvenientes y toma más del tiempo necesario para llegar a una entrevista, es mejor que llegues un poco antes y le des una última revisada a tu Currículum Vitae, a que llegues tarde.

Véndete de cero en cada entrevista. Recuerda que la suma de tu experiencia, preparación y habilidades son un producto: ¡VÉNDELO!; aunque hayas ido a varias entrevistas, el reclutador no tiene porqué saberlo, así que siempre expón lo que has hecho, tus logros, tu crecimiento, etc.

Contesta lo que te preguntan. Se claro en tus respuestas y si algo no lo has hecho o no lo conoces, di la verdad; pero expresa situaciones o cosas similares que hayas hecho o que te permitan aprenderlo rápidamente.

Toma en serio las entrevistas telefónicas o por cualquier otro medio electrónico. Muchas de las empresas aprovechan los medios electrónicos, sobre todo para agilizar sus procesos de reclutamiento; tú también hazlo.

592x471

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD