Procura: en tu Curriculum

  • Ser objetivo en tu redacción. Escribe sin usar adjetivos calificativos y no apruebes ni niegues situaciones. Esto es para que cuando el entrevistador lea tu currículo no pueda percibir ninguna tendencia.
  • Mostrar seguridad. La confianza que tienes de ti mismo se refleja en tu forma de escribir, cuando te sientes a armar tu CV debes concentrar tu atención en los logros y aciertos que has realizado; no seas redundante en la información que incluyas, ya que esta es una característica de inseguridad.
  • Revisar la ortografía. Puedes tener la experiencia necesaria, los estudios, los idiomas y todos los requerimientos para el puesto que solicitas, pero si tienes errores ortográficos es muy probable que te descalifiquen. También evita redactar con verbos en gerundio (terminación “ando” o “iendo”) ya que ensucian el texto.
  • Darle un giro creativo. La mayoría de las personas escriben su CV en algún procesador de textos (Microsoft Office Word), es por eso que debes buscar la originalidad visual al momento de armar el tuyo. Si conoces algún programa
  • Ser breve. Aunque tu trayectoria laboral sea extensa, lo mejor es que seas lo más sencillo y práctico posible. Esto le dará orden y limpieza a tu texto, reflejará seguridad y le facilitará al entrevistador la lectura.
  • Describir las actividades de cada empleo. De cada uno de los trabajos que ya tuviste, es recomendable incluir las responsabilidades que tenías, sobre todo aquellas que puedan interesarle a la empresa o al lugar donde solicitas empleo.
  • Incluir idiomas y apoyos digitales. No olvides colocar el porcentaje de tus conocimientos idiomáticos y de la paquetería digital que manejas; aunque no sean parte de los requerimientos de la vacante pueden ser un plus positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD