entrevistas

Toda búsqueda de trabajo implica un ejercicio de reflexión sosegado y profundo sobre uno mismo. Sin engañarse ni pecar de autocomplacencia. Contestaré honestamente a estas preguntas:

  • ¿Cuáles son mis cualidades?
  • ¿Qué valores aporto?
  • ¿Cuáles son mis objetivos?
  • ¿Cómo ha transcurrido mi vida profesional?
  • ¿Qué es lo que me motiva?
  • ¿Hacia dónde me dirijo?
  • ¿Cuáles han sido mis realizaciones durante mi vida profesional?
  • ¿Cómo puedo sacar provecho de mis éxitos y fracasos?
  • ¿Cómo me relaciono con mis colegas/superiores, que dificultades tengo, qué habilidades poseo?.
  • ¿Necesito formación complementaria, cómo puedo aumentar mis capacidades?
  • ¿Mi proyecto profesional es factible? ¿Cuáles son sus pasos?.

Esta reflexión conseguirá un efecto muy beneficioso en mí: me valoraré justamente renovando la confianza en mi mismo, asumiendo mi personalidad y trayectoria. Así cuando tenga que hablar sobre ellas sabré encontrar las palabras adecuadas para convencer de mi valía.

Unknownc

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD