¿Por qué hay que prepararse?

El motivo número uno es que la preparación previa a tu entrevista demuestra interés en el puesto, y eso es evidente para los reclutadores.

Tener una estrategia es lo que hace la diferencia entre ser contratado y quedarse en el proceso, ya que Recursos Humanos generalmente tiene varios candidatos para elegir, por lo tanto nos enfrentamos a una competencia y los detalles son de suma importancia.

images

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD