La función y características de una carta de renuncia

Las funciones y características más importantes de una carta de renuncia son las que se describen a continuación:

  • Especifica cuál es el motivo de la renuncia del trabajador y cuáles son las causas para llegar a dicha decisión, siempre que el empleado quiera compartir con detalle los motivos específicos.

  • Es una comunicación educada, concreta y profesional sobre su renuncia voluntaria a seguir trabajando en la empresa.

  • Es una prueba documental que sirve a ambas partes, tanto trabajador como empresa, a la hora de gestionar movimientos de plantilla por el departamento de recursos humanos, así como disponer de una referencia archivada del cese del empleado y sus motivos.

  • Ayuda a la empresa a prever la contratación de nuevos trabajadores o el movimiento de empleados entre diferentes departamentos, así como gestionar ascensos y reestructuraciones.

  • Especifica el último día de trabajo efectivo en la empresa y los pasos que se van a tomar los días previos al fin, las tareas a realizar o cualquier otra actividad que sea necesaria, incluyendo instrucciones o formación que se dará al trabajador que lo sustituya.

Por último y no menos importante, muestra el compromiso, la voluntad y la cortesía de una persona a la hora de comunicarse eficientemente en un entorno profesional y también personal.

Recomendaciones para escribir una buena carta de renuncia

Es tan importante el formato de la carta de renuncia como su contenido. La presentación y el contenido de la carta de renuncia traducen el compromiso del trabajador para entenderse con sus superiores y sus compañeros de trabajo al finalizar una relación laboral.

Por lo tanto, es necesario tener en cuenta varios puntos para formalizar la carta de renuncia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD