LA ENTREVISTA LABORAL

Tipos de entrevista

  • Entrevista dirigida. El entrevistador hace preguntas concretas y muy específicas al entrevistado, dándole poco margen para las respuestas.
  • Entrevista semidirigida. El entrevistador hace preguntas concretas pero dejando algunas abiertas en las que el entrevistado puede exponer el tema de manera libre y espontánea. De esta manera, el entrevistador puede observar también cómo se organiza mentalmente.
  • Entrevista grupal. Se convocan entre seis y diez personas candidatas, se hace una simulación de situación grupal en la que se ha de debatir un tema para llegar a unas conclusiones. El objetivo de esta entrevista es obtener información sobre la capacidad de relación y comportamiento de los candidatos en un grupo.

Fases de la entrevista

Las tres principales fases en las que se estructura una entrevista de empleo son:
  • Presentación. Es el momento inicial, en el que te presentas al entrevistador y él te expone brevemente el puesto de trabajo. En este momento, muéstrate interesado y decidido.
  • Desarrollo. El reclutador quiere conocer los detalles de tu formación, tu experiencia profesional, tus competencias, etc. Aprovecha este momento para mostrar la mejor imagen de tí mismo. Es muy importante que recuerdes bien los datos y fechas que aparecen en tu curriculum y tengas claro los aspectos que quieres destacar, cuáles son las competencias que posees y que te diferencian de los demás, y porqué crees que eres ideal para este puesto de trabajo.
  • Cierre. En el momento del cierre es cuando podrás preguntar algunas dudas respecto al trabajo y la empresa (horario, tipo de contrato, sueldo, etc.) o aclarar algún punto que no hayas entendido.

Aspectos clave para una entrevista exitosa

Aspectos a tener en cuenta antes de la entrevista Aspectos negativos que debes evitar
  • Tener claro qué puedes ofrecer.
  • Conocer la empresa y el puesto de trabajo vacante.
  • Preparar preguntas para hacer al entrevistador.
  • Recordar los datos y detalles de tu currículum.
  • Cuidar la indumentaria y la higiene personal.
  • Llevar toda la documentación necesaria.
  • Mostrar problemas de disponibilidad o de movilidad.
  • Dar muestras de agresividad o de poco control.
  • Dar muestras de rigidez o de poca adaptabilidad.
  • Parecer poco responsable.
  • Parecer poco dinámico.
  • Ser impuntual.
  • Parecer que no tienes confianza en ti mismo.
La buena actitud del candidato es una de las claves del éxito, como entrevistado debes:
  • Ser puntual.
  • Mostrar entusiasmo.
  • Vestir adecuadamente.
  • Ser amable.
  • Saber escuchar.
  • Expresarte correctamente.
  • Mantener la atención.
  • Mostrarte positivo.
  • Ser tú mismo.
  • Ser dinámico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD