EL COVIT Y EL MUNDO DEL TRABAJO

la pandemia de la COVID-19 ha generado efectos en el mercado de trabajo en Latinoamérica y el Caribe, al representar una disminución generalizada de las condiciones laborales, entre ellas, la disminución de las horas de trabajo y de los ingresos. Así mismo el reconocimiento de estas condiciones ha demostrado que posterior a la crisis de la COVID-19 se prevee que la reapertura de negocios y la generación de empleo se produzca de manera lenta, desigual e incierta, a menos que se produzcan y financien políticas públicas de recuperación centradas en las personas que aseguren el trabajo decente

  1. ierre de lugares de trabajo. Un 90% de la cantidad de empleos de la región se vieron afectados por la aplicación de algún tipo de medida de cierre de lugares. Estos efectos se generaron debido a que la mayoría de restricciones abarcan ciudades con alta concentración de personas o sectores específicos como el sector turístico, que se vieron afectados de forma directa por limitaciones en las interacciones y el cierre de fronteras.
  2. Pérdida de horas de trabajo. En América, la pérdida total de horas de trabajo en 2020 fue del 13,7%. Las mayores pérdidas se produjeron en América Latina y el Caribe equivalentes al 16,2%, siendo Brasil y México los países con mayor pérdida de horas de trabajo, 15,0% y 12,5% respectivamente durante el año. Por último, según los registros de la OIT), para el cuarto trimestre de 2020, la cantidad de horas de trabajo solo disminuyó 4,6%, 130 millones de empleos equivalentes a tiempo completo.Pérdida de ingresos provenientes del trabajo. A raíz de la pérdida de horas de trabajo, en América Latina y el Caribe, los ingresos provenientes del trabajo representan una caída de 10,3% respecto a 2020, sin tener en cuenta ninguna medida de apoyo adoptada ulteriormente para garantizar los ingresos

 

Cómo protegerse del nuevo coronavirus

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD