Consejos para tu entrevista de trabajo

El control de todo tu sistema de comunicación no verbal es arduo y requiere de un entrenamiento prolongado. Sin embargo, puedes comenzar practicando unos cuantos consejos y actitudes a llevar a cabo durante tu entrevista.

Aparecen de forma imperceptible y, si nos los dijesen, aseguraríamos con total convicción que no hemos hecho ninguna de estas cosas. Estaríamos convencidos de que no han ocurrido, pues nuestro consciente es incapaz de captarlos.

  1. Adecúa tu imagen a la imagen de la empresa. Debes intentar adecuarte a su imagen corporativa y evitar transmitir otras ideas distintas mediante tu atuendo: evitar símbolos, cuidar la higiene personal, no llevar perfumes excesivos o no maquillarse demasiado.
  2. Establece un contacto visual directo con el entrevistador.
  3. Evita gestos que transmitan rechazo o inseguridad, como cruzar los brazos, realizar tics nerviosos o saludar sin firmeza al dar la mano.
  4. Mantén una postura corporal correcta: espalda erguida y mirada al frente.
  5. Escoge un tono y volumen de voz adecuado: hablar demasiado bajo o rápido puede denotar nerviosismo e inseguridad. Nuestro objetivo es demostrar lo contrario.

Controla el lenguaje no verbal: los tics de comportamiento involuntario

  • Morderse los labios.
  • Desviar la mirada.
  • Tocarse la oreja reiterada o compulsivamente.
  • Esconder las manos.
  • Cerrar los ojos.

Algunas señales de que estamos nerviosos se manifiestan físicamente y de forma involuntaria:

  • Sudor en las manos e incluso en el rostro.
  • Boca seca.
  • Picores.
  • Ganas de estornudar.
  • Taquicardia y arritmias.
  • Insuficiencia respiratoria.
  • Enrojecimiento de la piel.

Para controlarlas, la mejor opción es respirar hondo y tranquilizarnos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD