Consejos para afrontar una entrevista

Antes de la entrevista:

  • La empresa normalmente cita a los candidatos por teléfono, ten en cuenta que en este primer contacto tienes que dar una imagen profesional y seria.
  • Antes de la entrevista es importante buscar información sobre la empresa, utiliza internet, artículos de prensa, conocidos que te puedan aportar datos, asociaciones empresariales, etc, para conseguir información.
  • Estos son algunos de los datos que te interesa conocer:
    • Sector y actividad de la empresa
    • Número de trabajadores y estructura y departamentos que conforman la empresa
    • Implantación (local, nacional, extranjero…)
    • Productos que fabrica, servicios que ofrece, marcas que tienen registradas
    • Proyectos que tiene en marcha
    • Volumen de negocio
  • El siguiente paso es realizar un análisis de tu candidatura:
    • Estudia tu currículum
    • Evalúa tus fortalezas y debilidades en relación al puesto al que optas
    • Prepara argumentos convincentes para defender los puntos débiles y estrategias para enfatizar los aspectos positivos

Durante la entrevista:

  • La primera impresión es muy importante, y se establece en gran medida en base a la imagen que das:
    • Cuida tu aspecto
    • Compórtate de forma agradable y cordial a la hora de saludar.
  • En una entrevista tiene mucha importancia no sólo lo que dices sino cómo lo dices (comunicación no verbal), por lo que debes prestarle atención a tus gestos, mirada, postura corporal, etc.:
    • Mantén contacto ocular con la persona que te entrevista
    • La expresión facial es indicativa de los pensamientos y emociones (interés, timidez, inseguridad) tenlo en cuenta y contarás con un aliado
    • Refleja con gestos que estás atento y comprendes lo que dicen
    • No gesticules demasiado, podría dar la impresión de nerviosismo e inseguridad
    • Siéntate de una forma natural pero guardando las normas de cortesía, no invadas la mesa o espacio del entrevistador ni te acomodes como si estuvieras en casa.
  • También debes tener en cuenta una serie de aspectos sobre cómo responder:
    • Sé claro/a, no te extiendas con informaciones superfluas.
    • Habla de tus méritos y éxitos (académicos, profesionales, personales…). En definitiva, saca partido de tus puntos fuertes.
    • Utiliza siempre un lenguaje positivo (por ejemplo: además en lugar de pero)
    • Si no entiendes una pregunta pide que te la aclaren antes de responder
    • Intenta despertar el interés de tu interlocutor, habla con persuasión y seguridad.
    • Si te ofrecen la posibilidad de aclarar las dudas que tengas no desaproveches la ocasión, haz ver tu interés por el puesto y por la empresa.
    • A la hora de despedirte estrecha de nuevo la mano del entrevistador agradeciéndole el tiempo que te dedicó.

Después de la entrevista

  • Haz balance de la entrevista, tanto de los aciertos como de los errores, si no te salió como esperabas siempre te puede servir como aprendizaje para futuras entrevistas.

Importante:

  • No dejes lugar a la improvisación. La entrevista la hay que preparar (es interesante hacer simulaciones de entrevista con algún amigo o familiar)
  • Ten en cuenta que no sólo se está evaluando tu perfil, tú también haces una evaluación de la empresa y del interés que tiene para ti el puesto que te ofrecen
  • Hay entrevistas en las que se pone a los candidatos en una situación incómoda para analizar su comportamiento, recuerda que si no quieres no tienes que responder preguntas demasiado personales o poco éticas, tú pones el límite.

Errores a evitar:

  • Hablar demasiado rápido o demasiado despacio, los nervios te pueden jugar una mala pasada
  • Contestar con monosílabos, se trata de que aportes información sobre los aspectos que te pregunten
  • Tutear al entrevistador si no te lo piden previamente
  • Comportarte de forma altiva y poco cercana, se trata de establecer una relación cordial, que facilite la comunicación.
  • Mentir y representar un papel que no te corresponde, puedes omitir datos que no te interesa que conozcan, pero nunca inventar.
  • Ir vestido incorrectamente, es importante que cuides tu aspecto y que tengas en cuenta cómo es la empresa antes de elegir un estilo más o menos formal.
  • Criticar a compañeros, jefes…, solo debes hablar de los aspectos positivos, nunca de los negativos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD