CONSEJOS ANTES DE LA ENTREVISTA DE TRABAJO

1. Conócete a ti mismo. Aplicamos la máxima de Sócrates y nos estudiamos. En primer lugar, analiza tu currículum. Reflexiona y extrae conclusiones sobre tu educación, tu experiencia profesional, tus capacidades y cómo las podemos aplicar al puesto solicitado. Prepárate una serie de argumentos breves y precisos para defender tus puntos débiles.

Tienes que tener conciencia de tres preguntas fundamentales, que te permitirán focalizar la entrevista y motivarte para la misma:

¿Cuáles son mis cualidades y ventajas para optar a ese empleo?,
¿Qué me ha llevado a solicitar el puesto de trabajo y qué puedo aportar a la empresa?,
¿Qué factores me pueden diferenciar del resto de candidatos?.

  1. Infórmate sobre la empresa. Utiliza los medios de comunicación o solicita la información a la propia compañía: sector y actividad, historia y origen, trabajadores en plantilla, implantación nacional /internacional, planes de futuro, competidores, volumen de negocio.
  2. Imagen/Apariencia. Tienes que sentirte cómodo/a con tu aspecto físico y con la ropa que te has puesto. Elige tu vestuario un día antes, te ayudará a ganar tiempo y a visualizar imprevistos con anterioridad. Vestimenta semi-formal o formal, siempre adecuada con la filosofía de la empresa.

    Nunca estrenes ropa o zapatos para acudir a una entrevista de trabajo. No acudas con gafas de sol, al menos que no te vea con ellas puestas el responsable de seleccionarte. Una visita a la peluquería un día antes no vendría mal.

  3. Si te citan por escrito, lo correcto es que contactes telefónicamente o vía e-mail para confirmar tu asistencia. Si nos retrasáramos por cualquier motivo, tendríamos que contactar con la empresa y justificar el retraso o la no comparecencia con argumentos sólidos y justificables.

    5. Puntualidad. Intentar ir a la entrevista por la mañana, debe dar la impresión de que es la cita más importante del día. Acuda a la entrevista con 10 minutos de antelación, de esta forma tendrás tiempo para serenarte, y causar una impresión previsora y sin apresuraciones.

    6. También es importante que acudas solo/a, sin apoyo emocional de ningún familiar o amigo. Porque no te hace falta, estás seguro/a de tus posibilidades.

  4. No fumes ni mastiques chicle mientras esperas que llegue el momento. Fumar, además de que puede estar prohibido, denota dependencia, nerviosismo y poco control de tus emociones.
  5. Una vez hayas entrado al lugar de la cita, espera a que el reclutador te extienda su mano y te invite a tomar asiento. Procura dejar tus pertenencias a un lado, lo importante es que no perturben la conversación e invadan el espacio visual y físico del entrevistador.

images (9)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD