Cómo Generar Impacto en Una Entrevista de Empleo

La apariencia es la oportunidad de causar una buena impresión

Puede sonar cliché o tradicional, pero la apariencia jamás dejará de ser importante a la hora de causar una buena impresión. Aplica en las entrevistas de trabajo y aplica para todo lo demás.

Tan solo fíjate en tu actitud cuando estás al frente de una persona con buena apariencia física que te atiende por primera vez en una tienda por departamentos y compara la misma situación, pero esta vez con una persona que no posee buena presencia. Sin siquiera estar conscientes, hay un choque entre ese individuo y tú, y solo porque solemos juzgar a simple vista por su apariencia.

Tu postura corporal revela tu personalidad y carácter

La forma en cómo te paras, te sientas y cómo observas al entrevistador mientras charla contigo, es otra de las claves para causar impacto en una entrevista de trabajo. En todos tus movimientos debes reflejar seguridad, confianza y serenidad.

La idea no es que parezcas un robot mecanizando tus movimientos, pero en cada movimiento que hagas debes lucir seguro. Por ejemplo, al momento de la presentación, un apretón de manos fuerte es una acción inteligente que causa impacto y hace clic en la mente del entrevistador.

Prepárate para la entrevista

Si te preguntaran cuántos años tiene la empresa operando en el mercado, ¿sabrías contestar?
Conocer parte de las operaciones de la empresa es clave para causar impacto en una entrevista de empleo. Eso dice mucho sobre ti, pero sobre todo que eres una persona responsable, eficiente y  que te toma muy enserio tu rol, aunque todavía el puesto no sea tuyo.

Vale hacer preguntas sobre las operaciones de la empresa

Si hubo detalles que no aprendiste durante la preparación previa a la entrevista de empleo, no tengas miedo en hacer preguntas sobre las dudas que tengas. Las preguntas son indicios sobre el nivel de interés que tienes sobre la organización y de las necesidades corporativas para generar tu aporte cuando el puesto sea tuyo.

Las preguntas pueden abrir el debate y dar lugar a una conversión natural entre el entrevistador y tú, y así se revelan detalles que te pueden interesar y viceversa.

Hablar demasiado puede hacerte perder el foco de la entrevista

Puede ser que ya te sientas en confianza y hayas entrado en calor, pero no por eso debes hacer que tu entrevista parezca un monólogo. Sé que la cuestión se trata de ser tú mismo, pero trata de hacerlo más controlado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD