Antes de la entrevista

Sé consciente de qué tienes en tu CV

Esto puede sonar obvio, pero te sorprendería saber cuántas personas han ido a una entrevista sin recordar qué información han puesto en su CV, como el tiempo que han trabajado en una compañía o detalles particulares de su vida laboral.

Tu CV es tu carta de presentación a las empresas. Si no recuerdas que has puesto, ¿qué clase de imagen crees que estás dando? Recuerda tus logros y las fechas importantes de tu vida laborar. Además, asegúrate de que tu perfil en LinkedIn coincide con el CV que has entregado, especialmente en fechas, habilidades y experiencias.

Anticípate a las preguntas

Las entrevistas pueden ser de muchos tipos. A veces son más de carácter informal, como si fuera una conversación, mientras que otras son más estructuradas. Prepárate para ambos tipos, prepárate respuestas para todo tipo de preguntas.

Nuestros consultores te ayudarán a prepararte para el proceso de entrevista, especialmente en relación a las preguntas y respuestas que debes asegurarte. De esta manera podrás destacar tus habilidades.

Entre las preguntas que debes esperar pueden encontrarse tales como “cuál es tu mayor debilidad”. Se honesto/a y busca entre tus debilidades aquellas que supongan un reto para ti. Habla en este caso de los pasos que has tenido que ir superando para sobrellevar tu debilidad. Así demostrarás tu proactividad y resolución.

Evita cualquier tipo de debilidad que pueda impedirte conseguir el trabajo. Por ejemplo, si estás aplicando a una posición en RRHH, no digas que tu debilidad es “interactuar con personas”, ya que es una cualidad contradictoria.

Background general

Por lo general, la primera pregunta que se realiza en una entrevista tiene que ver con tu background. Si estás siendo entrevistado/a para tu primer trabajo, deberías enfocarte en tus actividades extracurriculares, educación y cualificaciones.

Es muy recomendable que recalques tus puntos fuertes, aún si están remarcados en tu CV o en tu carta de presentación. Es importante que muestres tu personalidad abiertamente, ya que en la entrevista se examinará cómo eres como profesional pero también cuáles son tus habilidades personales.

También es recomendable que menciones si participas en algún tipo de voluntariado.

Cualificaciones

Una pregunta muy usual en las entrevistas suele ser “¿por qué crees que encajas en el puesto?”. Aquí debes sacar a la luz todas aquellas cualificaciones que tengas que puedan ayudarte en el trabajo que estás aplicando, incluyendo tu educación y habilidades tanto profesionales como personales.

En la mayoría de los casos, esta pregunta es decisiva, haciéndote ganar o perder el trabajo. Tu respuesta debe ser clara y memorable. Investiga los perfiles de LinkedIn de aquellas personas que se encuentran en el equipo en el que quieres trabajar, revisa su experiencia y habilidades, y así sabrás qué características necesitas para el trabajo.

Experiencia

Es en este punto donde tu investigación previa tiene mayor necesidad. Comenta tu carrera profesional dando datos que puedan ser relevantes para la empresa, incluyendo detalles como tu educación, actividades benéficas o incluso trabajo comunitario.

Motivación

Si estás en tu primera entrevista para tu primer trabajo, tu respuesta sobre tu motivación para estar allí debe describir qué encuentras más atractivo sobre la posición, cómo te has preparado durante tu carrera y porqué crees que tus trabajos anteriores (si los has tenido) te han dado suficiente experiencia para trabajar allí.

Objetivos vocacionales

Prepárate para hablar sobre tu futuro profesional a largo plazo. Lo mejor que puedes hacer es indicar qué anhelas en tu carrera y qué piensas hacer para conseguirlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD