1.    Entrevista individual

Las entrevistas individuales son las más comunes. Dicha modalidad tiene sus pros y sus contras. Para el entrevistado será menos intimidante y por lo tanto en esa instancia se sentira menos nervioso que si lo entrevista un grupo de personas. Sin embargo, tiene como desventaja el hecho de que la decisión de contratarte o no depende únicamente de una sola persona y por tanto es subjetiva.

Algunas firmas, con el fin de que participen más personas en la elección, optan por entrevistar varios individuos al candidato pero de manera individual.

2.    Dinámica de grupo

En este caso se le plantea una situación a un grupo de postulantes para evaluar las habilidades de cada uno de ellos así como la competitividad y liderazgo.

3.    Entrevista teléfonica

Es súper estructurada ya que en ella el reclutador planea hacerte una serie de preguntas que intentarán revelar si eres la persona adecuada o no para el perfil de trabajador que están buscando. Si no eres el indicado quedarás inmediatamente descartado por lo que tiene la ventaja de que no te harán perder más el tiempo. Por el contrario, tiene la desventaja de ser una instancia fría.

4.    Entrevista tribunal

Este tipo de cita sucede cuando el candidato es entrevistado por varios reclutadores al mismo tiempo. Por esto, el postulante debe saber actuar con cautela sin que los nervios del momento lo hagan cometer errores.

5.    Entrevista de tensión

Con este tipo se busca analizar cómo reacciona el profesional frente a situaciones complicadas y si es capaz de controlar sus emociones. Para esto, se lo somete artificialmente a situaciones que lo puedan confundir o hacer enfadar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONOCE LAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD